Parate de Alumbrera: Alto desconocimiento y/o intenciones inconfesadas de la Justicia Federal

La jueza Cossio de Mercau y los conjueces Bejas y Molinari: los autores del polémico fallo que suspende las actividades en Alumbrera

La Justicia Federal incurrió en varios errores (de forma y de fondo) al suspender la actividad en Bajo la Alumbrera ¿lo hace por ineptitud o se equivoca a propósito? En este segundo caso, ¿para beneficiar a quién, al sector empresarial o político? Se observa un alto desconocimiento y/o intenciones inconfesadas de la jueza Marina Cossio de Mercau y de los conjueces Daniel Bejas y Guillermo Molinari.

Medida judicial con peores consecuencias que la denuncia misma de contaminación

Aparte de exigir un “seguro ambiental” que existe y figura en la Dirección Provincial de Gestión Ambiental de la provincia (hemos publicamos la documentación), hay que recordar que el art. 23 de la ley 24196 referente a inversiones mineras, prevé que la Empresa debe reservar un 5% anualmente para los problemas ambientales. Ahora, imaginemos si Glencore, la operadora de la mina, cumpliera a rajatabla con suspender todas las actividades en Alumbrera. En el caso de detener el retrobombeo del Dique de Colas, la medida judicial tendría peores consecuencias que la denuncia misma de contaminación. Recordemos que se trata de un dique “filtrante” cuya funcionalidad está dada por los 23 pozos de retrobombeo que se encuentran aguas abajo. El dique, por sus filtraciones, ya nació con un plan de mitigación ambiental (el sistema de retrobombeo). Si este es el problema, en todo caso no deberían haber permitido el comienzo de Alumbrera, hoy tras 20 años de producción, el parate no es ninguna solución, por el contrario.

Incluso tras el cierre previsto en Alumbrera, el retrobombeo en el Dique de Colas debe continuar durante dos décadas aproximadamente. No se puede parar esa acción de mitigación ambiental pues efectivamente la contaminación sería peor que la denuncia que justifica la medida judicial. Atento a los procesos y elementos que intervienen en la minería, lo importante para la Justicia Federal no debería ser suspender las actividades en Alumbrera sino saber primero qué pasa en el yacimiento para luego determinar si es conveniente o no parar la mina. Si Glencore obedeciera tal cual el fallo, la medida judicial podría convertirse en una catástrofe ambiental.

A la preocupación ambiental se le suman consecuencias políticas, económicas y sociales

Debería haber ordenado medidas de control con la mina funcionando. Al proceder de esta manera, la Justicia Federal no nos beneficia a los catamarqueños que ya sabemos que el verdadero problema es precisamente el cierre de minas (quién y cómo se va a hacer, durante cuánto tiempo). Sumada a la preocupación ambiental, el cierre de mina tiene además consecuencias políticas, económicas y sociales de un impacto aun no bien dimensionado. ¡Cuidado! Tal vez lo mejor que podría pasarle a la operadora (la Empresa Glencore) en este momento es que la justicia pare las actividades, en definitiva, el Estado nacional le debe millones de dólares en concepto de retenciones indebidas y devolución de IVA, entre otras cosas. ¿Cómo hacemos con ese dinero y con el cierre de mina? Parece que el fallo es la punta del iceberg, lo que aparece. Nos preguntemos por lo que no se ve. YMAD se hará cargo del cierre con plata de La Nación, sería un compromiso muy difícil de cumplir, la actual gestión no puede hacer funcionar la mina Farallón Negro y le quieren tirar el muerto de cerrar Alumbrera.

La Justicia Federal no entiende de minería. ¡Qué esperanza estos fallos!

No tienen sentido la decisión y fundamentalmente el criterio no es el conveniente si consideramos que el yacimiento lleva más de 15 años de trabajo minero, no es un emprendimiento que recién está comenzando a dar sus primeros pasos. No es un proyecto nuevo, es una mina madura en proceso de cierre. Queda en evidencia que la Justicia Federal no entiende de minería y de los principios aplicados de la Ley General del Ambiente, no hay objetividad cuando debe usarse. ¡Qué esperanza para la comunidad!

Era Macri: A qué se dedica el Consejo Federal Minero, por qué no se ocupan de lo importante

De estos temas se tiene que ocupar el Consejo Federal Minero y el famoso Nuevo Acuerdo Federal Minero si quieren hablar de minería seria y responsable en la Argentina, en la Era Mauricio Macri. Deben reglamentar lo que falta y sobre todo precisar la metodología para adecuar los controles ambientales a conclusiones definitivas e incuestionables porque, aunque no lo crean, laboratorios de reconocido rigor científico llegan a conclusiones muy distintas, miren los problemas en San Juan.

El expediente que debe estar en la Secretaria de Minería

Por último, es curioso ver a funcionarios y legisladores verlos actuar como si formaran parte de la empresa Alumbrera. Pierdan cuidado, la firma internacional sabe bien cómo cuidarse y tomó todos sus recaudos, inclusive en esta medida judicial, dado que aparecen como los únicos beneficiarios, a pocos meses del cierre de mina. A los representantes del pueblo les recomendamos estar más atentos a la función pública y a los intereses de la provincia. En 2002/2003 la empresa reconoció haber contaminado e implementó en consecuencia un plan de mitigación ambiental, el expediente debe estar en la Secretaria de Minería de la provincia que conduce Rodolfo Micone. Si no existe, avisen, afortunadamente nosotros siempre conservamos una copia de lo importante.