Compartir

Beber alcohol moderadamente también tiene efectos dañinos en el cerebro

El consumo de alcohol es un problema mundial de salud pública bien conocido y se recomienda no beber regularmente más de 5 copas de vino o 4 pintas de cerveza a la semana.

Según la OMS, alrededor del 5% de las enfermedades que se producen cada año en el planeta son causadas por la ingesta de alcohol.

Ahora, un nuevo estudio realizado por la Universidad de Oxford y el University College de Londres (Reino Unido) concluye que incluso el consumo moderado de alcohol está relacionado con un mayor riesgo de disminución de la salud mental y de las habilidades cognitivas. El trabajo ha sido publicado en la revista BMJ.

Los investigadores explican que el vínculo entre el consumo excesivo de alcohol y lo que esto perjudica al cerebro -incluyendo la demencia y la degeneración del tejido cerebral- ya ha sido bien estudiado.

Sin embargo, muy pocos estudios han examinado la relación entre el consumo moderado de alcohol y la salud cerebral, y sus pruebas son en gran medida inconsistentes.