Compartir

Narco-millennials: hijos de capos narco mexicanos toman el control

Son los hijos de quienes fueron grandes capos narco mexicanos. Ahora luchan por liderar sus cárteles. ¿Quienes y cómo son estos herederos de los negocios turbios de la droga?

Al mismo tiempo, sus posibles lideratos también pueden ser considerados “volátiles” o “inseguros” ya que nadie sabe a ciencia cierta cual será el tiempo durante el cual
podrían mantenerse al frente de sus cárteles y organizaciones.

Y hay otra cuestión fundamental: Los narco-millenials, son considerados gente de menor capacidad /(en todo sentido) que sus padres y por eso se estima que sus gestiones
al mando de las organizaciones, sean también más violentas y caóticas.

“La evolución del negocio fue acompañada de la madurez de los principales actores: sus padres, en específico en Sinaloa. Ahora tienen todas estas herramientas
tecnológicas de conocimiento, pero no tienen el conocimiento de campo, de la parte rural y son muy pocos los que se han forjado desde abajo”, dijo Carlos Rodríguez Ulloa,
experto analista en temas de seguridad.

Como buenos millennials, los nuevos jefes junior son mucho más públicos y notorios y usan además las redes sociales, en donde -dicho sea de paso- no dejan de alardear.

Jesús Alfredo Guzmán Salazar

En México se da -entre tanto- otra llamativa curiosidad: practicamente el 75% de los negocios familiares de los viejos jefes narco no propseran y no logran pasan a la
tercera generación porque la segunda no supo manejarlos como lo hacían los jefes originalesy, en el caso de los cárteles, Rodríguez cree que puede pasar lo mismo porque
los millennials buscan la inmediatez.

“Ellos están dando por sentado que van a heredar las redes de poder empresarial y gubernamental que tejieron los padres. Se sienten herederos naturales, pero no han
trabajo todo lo de sus padres y corren el riesgo de que pase lo que pasa en las empresas de este país”, opinó el experto.

El Cártel de Sinaloa, los de los Beltrán Leyva, del Golfo y del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), ya tienen los nombres de quienes se encargarán de seguir con los
“negocios” familiares.

En el Cártel de Sinaloa se da la lucha y la puja más fuerte del crimen organizado en la actualidad, con dos de sus cuatro líderes más notorios en prisión (El Chapo y Dámaso
López “El Licenciado”) mientras que los dos que están libres, (léase: Ismael “El Mayo” Zambada y Juan José Esparragoza “El Azul”) tienen ambos, casi 70 años de edad.

Por el bando del famoso y peligroso Chapo Guzmán en la lista están sus dos hijos Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, nacidos en 1983 y 1985
respectivamente, quienes supuestamente habrían declarado abiertamente su apoyo a “El Mayo” para que sea líder de la organización, aunque también está su medio
hermano Ovidio Guzmán López, nacido en durante el año 1991, quien pudo mantener un perfil más bajo al de sus hermanos.

Alfredo Beltrán Guzmán

En la lista también figura Dámaso López Serrano -apodado como “El Mini Lic”-, hijo de “El Lic”, que apenas supera los 30 años de edady es considerado -según la DEA- un
“seductor” con tendencia a la sociopatía. Le gusta hacer ostentación y genera millonarios negocios para lavar de manera sostenida y permanente dinero de la droga.

Los hijos de Guzmán acusaron a su padre, Dámaso López, por una supuesta emboscada en Sinaloa en febrero de este mismo año para quitarlos del medio dada una
posible alianza con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). “El Mini Lic” no tiene buena relación con “Los Chapitos”, presuntamente porque Iván Archivaldo consideró
que su narco corrido era mejor que el compuesto para él.

López Serrano lideró oportunamente una red juvenil al servicio del cártel. Ellos fueron conocidos como Grupo Ántrax o Los Ántrax. Es famoso y notorio por presumir su vida
llena de lujos y excesos. Algunos analistas lo llegaron a considerar como el verdadero sucesor de El Chapo.

Pero en la futura línea de laregada, también están los narcojuniors millennials que -por estos tiempos- se enecuentran presos, “pero que nadie nos garantiza que vayan a
seguir así, ya pasó con Iván Archivaldo (Guzmán) que estuvo preso y fue dejado libre”, dijo claramente Francisco Jiménez Reynoso, un prestigioso analista de la Universidad de Guadalajara.

De todos ellos, indudablemente el de más alto rango es Rubén Oseguera González “El Menchito”, hijo de Nemesio Oseguera “El Mencho”, líder del CJNG, quien fue detenido en 2014, pero que en febrero de este año se benefició con un amparo judicial para que se decrete auto de libertad por el delito de delincuencia organizada.

 

Dámaso López Serrano

“El Menchito” nació en 1990 en California y habría ordenado varias ejecuciones de quienes integraban grupos rivales y quien, a su vez, podría estar relacionado con el crimen de más de 70 víctimas exhumadas de fosas clandestinas en noviembre de 2013 en el municipio de La Barca, Jalisco.

Se le acusa también de incursionar en la producción y distribución de cristal, así como de la venta de combustible robado en ductos de la estatal Petróleos Mexicanos
(Pemex).

Rubén Oseguera González

Al momento de su detención, en diciembre del año pasado, tenía 24 años, y disputaba el territorio del Triangulo Dorado –famoso concentrar gran parte de los cultivos de
marihuana y amapola en el país. También se le acusa del tráfico de drogas y secuestro.

Osiel Cárdenas Jr., hijo del ex jefe del Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén fue detenido el 31 de diciembre de 2014 en Estados Unidos acusado de tráfico de armas a
México. Inicialmente fue sentenciado a 10 meses de prisión, pero las autoridades judiciales decidieron no dejarlo en libertad. Entonces tenía 23 años.

Su madre los definió como “inmaduro y falto de experiencia” en una carta que envió en los tribunales. Pidió que castigaran los errores de su hijo para que recibiera una
lección y no la olvidara. “La decisión que usted tome será la correcto para la vida de mi hijo”, escribió la mujer al juez.

Osiel Cárdenas Jr.