Compartir

MENDOZA : ¿IRRESPONSABILIDAD O INGENUIDAD EN LA COMUNICACION DEL GOBIERNO DE MACRI?

En la Nota de Opinion publicada por Mdzol el 23/05/2017 ” ANUNCIOS QUE NO SE CONCRETAN” afirmamos que dicha actitud defrauda al pueblo y perjudican al Pais.

Deciamos entonces que algunos analistas definían esa actitud como producto de una irresponsabilidad del gobierno, mientras que otros le otorgaban el beneficio de la duda afirmando que solo era una ingenuidad y exceso de optimismo por la necesidad de transmitir “buenas noticias”.

En los dos casos, ya sea por irresponsabilidad o por ingenuidad, se transmite una esperanza a los ciudadanos que se va diluyendo con el transcurrir del tiempo percibiendo que lo anunciado no se logra implementar y los responsables del fracaso son los funcionarios de esta gestión de gobierno.
Pero como “la esperanza es lo ultimo que se pierde” este tiempo que transcurre sin los logros anunciados le permite al gobierno PRO -RADICAL obtener un poco mas de paciencia y aguante del subconsciente colectivo que no quiere que este gobierno fracase y esperan el cambio tan declamado en la campaña electoral.

Con la visita del presidente Macri a China y por los resultados reales de dicha misión estamos en condiciones de afirmar que sucede, por lo menos, una mezcla de lo que afirman los dos tipos de analistas, “es una actitud irresponsable del gobierno PRO-RADICAL” y en parte ingenuidad y exceso de optimismo con apuro para anunciar buenas noticias.

¿POR QUE AFIRMAMOS TAL SENTENCIA.?

“China demora la compra de alimentos y las inversiones hasta que Macri reactive las represas en Santa Cruz”
Este fue el titular mas replicado en medios nacionales e internacionales
Las obras fueron asignadas por el gobierno Cristina Fernandez de Kirchner a una UTE (Union Transitoria de Empresas) donde participaba una corporación china.
En rigor, China condicionó cualquier acuerdo comercial con la Argentina a que Macri ordene en el corto plazo reactivar las obras de las represas santacruceñas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic que se frenaron apenas asumió al poder el Ing. Macri

Cabe mencionar que, esa medida que tomó Macri fue para evaluar el costo económico y ambiental de ambos proyectos, ya que hasta hace muy poco tiempo muchos funcionarios no tenían tan claro cuan interesado estaba Macri en salvar las represas, que durante todo el primer año de su mandato intentó dar de baja, hasta que China le dejó en claro que si lo hacía debería olvidarse de nuevos proyectos y hasta tuvo su previsible represalia mediante un feroz bloqueo al aceite de soja argentino por parte del gobierno chino, medida que no podía desconocer ningún funcionario de este gobierno y menos aún el Sr. presidente.
Lo peor fue que, el embajador en China, Diego Guelar, ya había puesto al tanto al Presidente Macri de lo que iba a suceder si avanzaban con esa gira sin tener cumplidos los reclamos efectuados por el gobierno asiático, por lo que le había solicitado que demorara su visita hasta septiembre, cuando se estima que los informes de las represas podrian estar terminados y aprobados.
Sin embargo, el pedido de Guelar no fue escuchado porque Macri quería participar del foro sobre conectividad internacional (“Una Franja y una Ruta para la Cooperación Internacional”) y aprovechar para concretar una visita de Estado prevista para este año, aunque no tuviera bien definidos los convenios a tratar.

Luego el Gobierno nacional presentó como un logro de gestión la gira de Mauricio Macri a China pero en términos prácticos, la gira a Beijing y Shangai deja un sabor amargo dado que, los que entienden de comercio exterior, advierten que los acuerdos firmados tendrán que ajustarse exclusivamente a los intereses del gigante asiático.

Esta es la parte de irresponsabilidad a la que se hace mención en el accionar del gobierno nacional, ya que se apresura a dar información poco veraz de los resultados de una misión oficial encabezada por el presidente argentino seguramente con ingenuidad política pensando que estos temas entre estados no trascienden rápidamente al mundo. Yo diría ingenuidad y subestimación de los receptores de la información, porque no pueden desconocer todas las formalidades y protocolos a cumplimentar antes de anunciar acuerdos internacionales como si fueran de materialización inmediata.

A esto debemos agregar, como un ejemplo mas, que el SubSecretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso afirmo que: “En culturas milenarias hay que tomarse todo con mucha paciencia” .Sucede que los tiempos políticos y económicos en la Argentina no tienen nada que ver con los de China y un acuerdo de exportación en materia ganadera firmado hoy con China puede demorar varios años en implementarse. Esto no lo conoce acaso el presidente Macri?

Además, hay algunos puntos centrales en los cuales los funcionarios del gobierno central chino les hicieron saber su malestar a los representantes argentinos ya que son muy exigentes con los compromisos asumidos y no se concibe que una política de Estado pueda cambiar porque cambie un gobierno, comentó un funcionario que tuvo a cargo varias negociaciones con los chinos.

INVERSIONES FERROVIARIAS Y CENTRALES NUCLEARES EN SUSPENSO

El memorándum de entendimiento para la reparación de la línea San Martín del Belgrano Cargas y las nuevas centrales nucleares no avanzarán, hasta tanto no se aclare cuando empezará a trabajar en Santa Cruz la empresa China Gezhouba (CGGC), en UTE con la kirchnerista Electroingeniería y la medocina Hidrocuyo.
Por eso queda claro que la gira de Mauricio Macri por China no trajo los resultados esperados y terminaron en anuncios por miles de millones de dólares (U$S17.000 millones) que está fuertemente condicionados a otras acciones que debe cumplimentar el gobierno nacional y al tiempo que necesiten estos convenios o Tratados internacionales para ser aprobados por el Congreso de la Nación.
De hecho, Elisa Carrió, presidenta de la comisión de RelacionesEexteriores, le advirtió a Susana Malcorra que no podía seguir firmando acuerdos bilaterales sin pasar por el Congreso.

En esto también la gestión PRO-RADICAL se parece al gobierno anterior cuando anunciaba inversiones chinas por U$S20.000 millones que nunca se concretaron. Cada gobierno con sus necesidades prioriza los anuncios por sobre las concreciones.

Además existen dudas sobre los costos y la rentabilidad de los proyectos de inversión mencionados y la capacidad de devolución de la Argentina a estos cuantiosos fondos financiados por China.

Por lo resumido entendemos que la comunicación del gobierno nacional debe respetar todas las formalidades y veracidad que tanto reclama esta gestión de CAMBIEMOS sin manipular tiempos de implementación de políticas publicas ni subestimar a los ciudadanos receptores de dicha información ya que es claro el fin político electoral que apremia a este gobierno pero que afecta la credibilidad y la esperanza del pueblo argentino.
Ingeniero Agrimensor EDUARDO DIFONSO
Especialista en Políticas Públicas
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CUYO